La berrea del venado, otro de los reclamos turísticos de Somiedo

Vivir en plena naturaleza ofrece momentos únicos. La diversidad de flora y fauna de la geografía asturiana permite que un paseo relajado por la montaña ofrezca la posibilidad de sentir sensaciones extraordinarias. El sonido de los pájaros o del agua correr en un reguero, el comportamiento de los animales en libertad o el espectáculo de colores de los árboles con el cambio de las estaciones son algunos de los momentos mágicos que ofrece Asturias. Pero de todos ellos, hay un puñado que destaca por su singularidad. Ese es el caso de la berrea del venado , un acontecimiento que cada año atrae a más turistas a Somiedo. El que prueba, repite.

La berrea es el periodo de celo de los venados. Se produce durante el otoño, aunque los meses de máximo esplendor son septiembre y octubre. Es un espectáculo que puede contemplarse en varios puntos de España, y uno de los que permite admirarlo en todo su esplendor es Somiedo. Una prueba evidente de ello es que cada vez son más las personas que se acercan al concejo y que eligen el Hotel Castillo del Alba para alojarse durante su estancia.

Si hay un elemento que caracteriza la berrea es el berrido de los machos, que busca atraer a la hembra y alcanzar su dominio. Se trata de un sonido natural que retumba en las montañas somedanas y que no deja indiferente a nadie. Además, la otra estampa más habitual durante este periodo es la pelea entre los machos. El choque de cuernos produce otro sonido estremecedor que va acompañado de una dura lucha en la que los machos pugnan para imponer su fuerza y "conquistar" a las hembras.

Los territorios preferidos para estas peleas son en los que las hembras utilizan para beber o alimentarse. Los machos ganadores reúnen harenes que en las zonas del mundo de mayor población de la especie pueden ser de hasta 50 hembras. en Asturias la cifra es muy inferior. Normalmente, después de un par de intentos, el macho monta a la hembra por breves momentos. De no haber fecundación, la hembra ovula otra vez después de unos 18 días, momento en el que vuelven a intentarlo.

La gestación dura unos 235 días, tras la cual nace un único venado. Las astas, la principal arma del macho, caen en marzo, y vuelven a crecer, proceso que se repite anualmente y que se identifica con un estímulo de la reproducción.

Este espectáculo de movimientos y sonidos es muy llamativo al amanecer y constituye una experiencia única en un lugar como el concejo de Somiedo. El turismo de avistamiento ha ido cobrando cada vez más adeptos en los últimos años en el municipio, y esto ha sido en parte gracias a la berrea. Con el oso como emblema indiscutible de la fauna de la zona, el venado también ha ganado protagonismo y es un ejemplo más de la variedad de alternativas que ofrece Somiedo para sus visitantes.

Una buena opción para disfrutar de la berrea es pasar uno de los fines de semana de septiembre o de octubre en el Hotel Castillo del Alba. Por las mañanas y tardes la cita obligada es la berrea, mientras que el resto del día una ruta de senderismo y una buena fartura son los complementos ideales para pasar un fin de semana inolvidable.