La primavera es el mejor momento para avistar al plantígrado en su hábitat natural