Hotel Castillo del Alba, un destino seguro

La desinfección de habitaciones, el uso de gel y mascarilla garantiza la tranquilidad de nuestros clientes

Hacer que los clientes del Hotel Castillo del Alba se sientan como en casa siempre fue el objetivo de todos los trabajadores, pero este año, más que nunca, la seguridad de los huéspedes es la prioridad desde nuestra reapertura.

La nueva normalidad nos ha permitido volver a abrir nuestras puertas después de varios meses esperando el momento, pero la situación actual de la pandemia, todavía lejos de verse controlada, nos obliga a extremar las medidas de precaución para evitar nuevos contagios.

Sabemos que tras los difíciles meses de confinamiento nuestros clientes vienen buscando desconexión, aire libre y naturaleza, algo que en Somiedo está garantizado. Las posibilidades que ofrece nuestro entorno favorecen la llegada de turistas de todas partes del país, pero también de fuera. Las rutas en la naturaleza, el avistamiento de fauna y los rincones panorámicos siguen siendo los atractivos fundamentales del parque natural de Somiedo, pero este año se añade uno más: la tranquilidad que ofrece el entorno rural.

Nuestra carta, ahora también para llevar

Llámanos, pide tu comida y disfruta de nuestros platos dónde quieras**

El coronavirus ha sacudido nuestras vidas este año y nos ha hecho reinventarnos. Como siempre, en momentos difíciles toca pararse a pensar y buscar alternativas. Por eso, en el Restaurante Castillo del Alba hemos querido introducir una novedad en el servicio y ofrecer nuestra comida también para llevar.

La berrea del venado, otro de los reclamos turísticos de Somiedo

Vivir en plena naturaleza ofrece momentos únicos. La diversidad de flora y fauna de la geografía asturiana permite que un paseo relajado por la montaña ofrezca la posibilidad de sentir sensaciones extraordinarias. El sonido de los pájaros o del agua correr en un reguero, el comportamiento de los animales en libertad o el espectáculo de colores de los árboles con el cambio de las estaciones son algunos de los momentos mágicos que ofrece Asturias. Pero de todos ellos, hay un puñado que destaca por su singularidad. Ese es el caso de la berrea del venado , un acontecimiento que cada año atrae a más turistas a Somiedo. El que prueba, repite.

La berrea es el periodo de celo de los venados. Se produce durante el otoño, aunque los meses de máximo esplendor son septiembre y octubre. Es un espectáculo que puede contemplarse en varios puntos de España, y uno de los que permite admirarlo en todo su esplendor es Somiedo. Una prueba evidente de ello es que cada vez son más las personas que se acercan al concejo y que eligen el Hotel Castillo del Alba para alojarse durante su estancia.